Cristología unicitaria: Pseudo nestorianismo y supra apolinarismo

Los cuatro primeros siglos de la iglesia cristiana estuvieron centrados en identificar quién o qué era el Logos. ¿Qué quiso decir Juan al utilizar esta palabra en los prólogos de su evangelio y primera epístola?1. Entre las posibles interpretaciones sobre este asunto surgieron un par de modelos que de alguna manera sirven de base para vislumbrar la compresión unicitaria sobre la declaración de Pablo en 1 Timoteo 3:16 de que Dios ha sido manifestado en carne. Los modelos a considerar serán el Apolinarismo y Nestorianismo.

Alrededor del año 310 d.C., un obispo de Laodicea llamado Apolinar hizo público su modelo cristológico: Jesús era una unidad compuesta con una parte humana y parte divina, donde el Verbo tomó solo el cuerpo humano y ocupó el lugar del alma2. Aproximadamente un siglo más adelante, Nestorio hizo encender las alarmas de otros teólogos cuando divide a Jesucristo en dos personas distintas, una humana y otra divina, al pensar en términos de conjunción y no de unión de naturalezas en la única persona del Hijo3. Para el nestorianismo fue Jesús, un hombre perfecto, quien sufrió y murió en la cruz, no la segunda persona de la Trinidad, lo cual habría sido en su concepto una cuestión aberrante4.

En su libro la Unicidad de Dios, David Bernard indica como A veces es fácil confundirse cuando la Biblia le describe a Jesús en estos dos papeles diferentes [hombre y Dios], especialmente cuando lo describe actuando en ambos papeles en la misma historia 5.

Este autor también expone lo siguiente:

Nosotros podemos comprender fácilmente todo esto si nos damos cuenta que Jesús tiene una naturaleza dual. El es ambos Espíritu y carne, Dios y hombre, Padre e Hijo. Por Su lado humano El es el Hijo del hombre; por Su lado divino El es el Hijo de Dios y es el Padre morando en carne6

Esta confusión y aclaratoria enunciadas por Bernard podrían ser enmarcadas dentro de dos posibles modelos cristológicos en relación con el par anteriormente citado:

  1. Pseudo nestorianismo o encarnación disminuida7: el Hijo es un ser humano completo (cuerpo, alma y espíritu), es la expresión fisica o modo de existencia humana de Dios y a la vez el Padre habita en el Hijo. En la práctica en este modelo cristológico hay dos personas – la de Dios y la del Hombre – aunque por definición de la unicidad sea solo una: la de Jesús. En honor a la verdad esta posición no puede ser estrictamente llamada nestorianismo porque el nestorianismo presupone la doctrina trinitaria; afirma que el Logos es Dios, el Hijo de Dios y pre-existente con el Padre: la segunda persona divina de la Trinidad se ha unido con una persona humana perfecta a fines de la encarnación. Aunque declaraciones como la de Bernard sean a primera vista “muy nestorianas” , la unicidad se enfila es con el llamado monarquismo modalista (que no es propiamente tratado en este breve artículo)
  2. Supra apolinarismo o posesión divina: el Hijo es solamente carne o el cuerpo humano de Jesús, sin alma ni espíritu, como un templo o depósito del Padre; este velo de carne es utilizado como instrumento por Jesús para manifestarse como hombre. En este modelo el Hijo no es verdadero hombre y no puede representar ni redimir la humanidad caída. Este tipo de creencia es sostenida por algunos unicitarios fuera de sus teológos más reconocidos; Jason Dulle comenta al respecto:

Sólo si Dios deliberadamente existió como hombre en la encarnación, podríamos encontrar sentido a tales limitaciones humanas que se aplican a Cristo (al menos sin recurrir al nestorianismo). Afirmar que la conciencia de Jesús es divina y no humana, encaja en la antigua herejía de Apolinar, en donde Cristo está desprovisto de una sique y personalidad humana. Si Dios como Dios simplemente actuara a través de un recipiente humano vacío, sin una verdadera mente/conciencia humana, entonces Jesús no sería nada más que una bolsa de carne sin conciencia, animada y controlada por la mente divina, pero no un ser humano genuino8.

Referencias

1Stanley M Horton Teología Sistemática Pentecostal Editorial Vida (1994) Pág 156

2Millard Erickson Teología Sistemática Colección Teológica Contemporánea Editorial CLIE (2008) pág 726-727

3Ibid pág 740

4Traducción libre del artículo: Nestorianism Theopedia En línea https://www.theopedia.com/nestorianism

5David K Bernard La unicidad de Dios Word Aflane Press 1996 pág 88-89

6 Ibid 92

7En el apéndice 1 del libro la Deidad de Cristo de Elvis Carballosa, el autor plantea como la humanidad o divinidad dentro de las distintas herejías cristológicas pueden ser reducidas o afirmadas en relación con la naturaleza dual de Cristo. Más adelante abordaremos el tema de la unión hipostática como la única capaz de afirmar ambos aspectos en la encarnación del Hijo de Dios.