1

¿Platón, estás allí? Trinidad, Unicidad y filosofía griega

En una ocasión un grupo de amigos se dirigían a un curso de inglés pero fueron sorprendidos en el camino por un palo de agua y a falta de paraguas, tuvieron que resguardarse bajo un pequeño toldo. Los que ya habían llegado, aprendieron como butterfly (mariposa en inglés) se puede formar de moscas y mantequilla. Los más distraídos de la clase hablaban sobre la noticia del banco robado frente a la plaza cercana, donde el mismo sir Isaac Newton se había llegado a sentar.

En el párrafo anterior podemos notar la importancia de la definición de términos. Por el contexto podemos saber que la expresión “palo de agua” hace referencia a una lluvia fuerte (es un venezolanismo) y no a un palo hecho literalmente de agua. La palabra en inglés butterfly (mariposa) está compuesta de butter = mantequilla y fly = mosca, esto permite ver lo peligroso que puede ser derivar el significado de una palabra desde su forma y componentes1. Finalmente el término banco puede estar usándonse para denotar a un lugar para sentarse, como en este caso, o a una institución bancaria.

¿Qué se debe entender entonces por el término Trinidad? Tomado en sí mismo se deriva del latín trinus, al que viene a corresponder otro sinónimo: tríada, del griego triás, que viene a significar también un conjunto de tres 2 y fue utilizado por primera vez por Tertuliano en el sigo II d.C3. No obstante es de suprema importancia comprender el significado que se le da a este término en el sentido teológico para indicar una de las doctrinas más fundamentales de la fe cristiana: la afirmación de que la esencia del único Dios eterno existe en tres personas: la del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo4. Por el contrario, la doctrina de la unicidad sostiene que Dios se ha revelado en distintos modos roles, modos o manifestaciones, las más importantes las del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Para la unicidad toda la Deidad es una sola persona5: la de Jesús6 . Por ahora estas definiciones iniciales serán suficientes para comenzar a vislumbrar las diferencias entre la teología trinitaria y unicitaria en torno a divinidad.

La primera objeción que podría levantarse sobre la doctrina de la Trinidad es que el término en sí mismo no está en la Escritura o que nunca se usa la palabra personas para describir a Dios7. Podría crearse un argumento paralelo al hacer notar como las palabras roles o modos tampoco se encuentran en la Biblia8; aún el término omnipresente no puede ser hallado a lo largo de la Escritura, pero trinitarios y unicitarios sostienen que Dios se encuentra en todo lugar. Respecto a esta cuestión Hindson aclara que La pregunta más importante no es si los términos se encuentran en la Escritura sino el concepto. Términos como teología, encarnación y teocracia no están en la Biblia pero son conceptos que se presentan con claridad en ella9.

Otro argumento común en contra de la doctrina de la Trinidad es afirmar que deriva de la filosofía griega, en Platón, Aristóteles, Epicuro, etc. Sin embargo, no hay nada en estos autores que pudiera producir la idea de la Trinidad, porque esta doctrina se halla es en la Escritura10.

Para los filósofos griegos de la antigüedad, Dios era algo abstracto y autoexistente. Sin embargo, Tertuliano para hacer patente la diferencia entre el Dios de los filósofos y del cristianismo, acuñaría frases como ¿Qué tiene que ver Atenas con Jerusalén?. A pesar de todo, algunos teólogos liberales contemporáneos han afirmado que durante los debates cristológicos del Siglo IV la cristiandad llegó a contaminarse con las ideas de los filósofos griegos al formular la doctrina de la Trinidad11.

Tomando como ejemplo de comparación las enseñanzas de Aristóteles, el gran sistematizador de la filosofía y discípulo durante veinte años de Platón12, se podría tener una idea bastante acertada sobre las grandes diferencias entre sus influyentes enseñanzas y la doctrina de la Trinidad.

El Dios de Aristóteles, caracterizado por ser Acto Puro y Causa incausada, es incompatible en última instancia con las religiones: no conoce al mundo, no lo ha creado y los hombres no pueden conocerlo ni amarlo porque la relación entre el amante y el amado debe tener una proporción que se pierde entre la infinitud de este Dios y la finitud de los hombres. Este Dios es por tanto un Dios físico, una especie de causa primera: a nadie se le ocurriría dirigirse a Él con un !Oh, Acto Puro mío! !Oh, motor inmóvil mío!13.

Esta deidad impersonal aristotélica permanece ajena a nuestra realidad ¿podría ser el Dios de la Biblia? El Dios de las Escrituras ha dotado al hombre de intelecto, razón y voluntad pero, si Él mismo carece de esta gracia, ¿no sería el ejemplo más drámatico del discípulo superando al maestro; el Hombre superando a un creador privado de intenciones, razón y voluntad?

En la filosofía griega también encontramos la idea del Logos: La Palabra o Lógica, la cual es interpretada como una idea abstracta que es necesaria para dar orden y armonía al universo. Platón decía que el logos era quien mantenía los planetas en sus órbitas y traía de vuelta a las estaciones en cada año. Aún la mente del hombre era una porción del Logos. Juan, en el prólogo del cuarto evangelio, está usando un término conocido por la comunidad de su tiempo para explicar un principio bíblico fundamental: El Logos (Verbo) no era algo sino alguien: El Hijo de Dios14.

Nota importante: Este artículo es un breve extracto de un estudio mayor sobre la unión hipostática dentro de la teología unicitaria.

Referencias

1Falacia exegética concoida como falacia de raíz. Más información en D.A. Carson Falacias exegéticas (CLIE, 2013), 33-34

2Francisco Lacueva Un Dios en tres personas (CLIE, 2003), 125-127

3Patricia Namnún 1o Cosas que debes saber sobre la Trinidad En línea: https://www.coalicionporelevangelio.org/articulo/10-cosas-que-deberias-saber-sobre-la-trinidad/

4Ibid

5Algunos unicitarios no están de acuerdo con usar el término persona en relación con Dios.

6Edwar Dalcour A Definitive Look at Oneness Theology: In the Light of Biblical Trinitarianism (Norwest University,2016), 17

7 Bernard, David K. Neil Stegall. A Study Guide for The Oneness of God. (Tennessee: WAP, 1990), 83

8 Boyd, Gregory. Oneness Pentecostals and the Trinity (Grand Rapids: Baker Group, 1992), 59

9 Hindson, Ed. The Popular Encyclopedia of Apologetics ( Harvest House Publishers, 2008), 375.

10Pablo Santomauro en Trinidad y Filosofía griega En línea https://www.youtube.com/watch?v=nl33u8yz57I

11Podcast de Renewing your Mind The God of the Bible Vs The God of Philosophy de la serie Defending your Faith por el Dr. R. C. Sproul. En línea www.legionaire.org

12Historia de la Filosofía: desde la antigüedad hasta nuestros días (Könemhan, 2005), 15

13Gustavo Bueno Debate sobre el ateísmo En línea: https://www.youtube.com/watch?v=deAFFyifJ3A

14 William Barclay Palabras griegas del nuevo testamento (Casa Bautista de publicaciones, 1977), 143